Heredar la enfermedad de Fabry

¿Cómo se contrae la enfermedad de Fabry?

Los genes son pequeños paquetes de información que se conservan en el interior de cada célula del cuerpo. Los genes proporcionan un código que les dice a las células lo que tienen que hacer, como si se tratara de un programa de ordenador, pero para el cuerpo. Que una persona tenga la enfermedad de Fabry depende de los genes que haya recibido de sus progenitores.

En las personas con la enfermedad de Fabry, el gen responsable de decirles a las células que fabriquen alfa-GAL es defectuoso, por lo que no se produce suficiente alfa-GAL, no se produce nada de alfa-GAL o la enzima que se produce no funciona adecuadamente. Como se explicó en el apartado “¿Qué causa la enfermedad de Fabry?”, esto provoca la acumulación de una sustancia llamada globotriaosilceramida (GL-3) en diferentes partes del cuerpo, lo que causa los problemas de salud que pueden producirse con la enfermedad de Fabry (para obtener más información, consulte el apartado “¿Qué causa la enfermedad de Fabry?” de la página Introducción). No hay nada que una persona con la enfermedad de Fabry pudiera haber hecho para no tener esta enfermedad, ya que está causada por los “genes alfa-GAL” defectuosos que heredó de sus progenitores. No es algo que los padres puedan controlar.

¿Cómo se transmite la enfermedad de Fabry en las familias?

Todos los genes que hay en el cuerpo de una persona vienen en parejas. Que una persona tenga la enfermedad de Fabry depende de los genes que haya recibido de sus progenitores.

Todos los genes del cuerpo contienen pequeñas estructuras llamadas “cromosomas” que se encuentran en todas las células. Cada célula humana contiene 23 pares de cromosomas (lo que hace un total de 46 cromosomas). De cada par de cromosomas, recibimos uno de cada par de nuestra madre y el otro de nuestro padre. Uno de esos 23 pares de cromosomas determina si somos hombres o mujeres. Estos se denominan “cromosomas sexuales” y son de dos tipos, llamados X e Y. Las mujeres tienen dos cromosomas X en cada una de sus células (que suelen escribirse XX). Los hombres tienen un cromosoma X y un cromosoma Y (que suelen escribirse XY). Además de determinar nuestro sexo, existen otros genes en los cromosomas X e Y que actúan como código para muchas otras cosas. Por ejemplo, existe un gen que ayuda a la sangre a coagular y un gen que permite ver el color.

El gen que fabrica la enzima alfa-GAL está en el cromosoma X. Por esta razón, la enfermedad de Fabry se considera una enfermedad genética “ligada al cromosoma X”. Este gen nunca se encuentra en el cromosoma Y.

Dado que el gen de la enzima alfa-GAL se encuentra en el cromosoma X, la enfermedad de Fabry se expresa de forma diferente en hombres y en mujeres. Los hombres con la enfermedad de Fabry siempre tendrán un gen alfa-GAL defectuoso, ya que solo tienen un cromosoma X. Esto significa que los hombres con la enfermedad de Fabry tienen habitualmente muy poca alfa-GAL o esta no está activa. Las mujeres tienen dos cromosomas X y, cuando tienen la enfermedad de Fabry, habitualmente tienen un cromosoma con el gen defectuoso y un cromosoma con el gen que funciona adecuadamente. En las células del cuerpo de una mujer, uno de los cromosomas X está inactivo a causa de un proceso llamado inactivación del cromosoma X (también llamado lionización). Se trata de un proceso aleatorio que tiene lugar en cada célula. Dado que es un proceso aleatorio, en algunas mujeres con un gen defectuoso, la mayoría de las células inactivan la copia que funciona; en algunas mujeres, la mayoría de las células inactivan la copia defectuosa; y en algunas mujeres, aproximadamente el mismo número de células inactivan la copia defectuosa y el mismo número inactivan la que funciona. Como resultado de esta variabilidad, los síntomas, su intensidad y la edad a la que aparecen pueden variar mucho entre las mujeres, pero la enfermedad puede ser tan grave como en los hombres.

Posibilidades de herencia cuando un progenitor con la enfermedad de Fabry tiene hijos

Cuando un padre tiene la enfermedad de Fabry
Un hombre transmite su cromosoma X afectado a sus hijas y su cromosoma Y a sus hijos. Cuando un hombre tiene el gen de la enfermedad de Fabry afectado, transmitirá el gen alfa-GAL defectuoso en su cromosoma X a todas sus hijas y ellas también tendrán el cromosoma X afectado. El cromosoma X afectado no se transmitirá a sus hijos (ya que solo les transmite el cromosoma Y, y habitualmente reciben un cromosoma X no afectado de su madre).

El hombre afectado es hemicigoto con el gen defectuoso/mutación y la mujer afectada es heterocigota con el gen defectuoso

Cuando una madre tiene la enfermedad de Fabry
Una mujer transmite uno de sus cromosomas X a sus hijos o hijas. Si una mujer tiene la enfermedad de Fabry, habitualmente solo uno de sus dos cromosomas X transmite el gen alfa-GAL defectuoso. Esto significa que tiene el 50 % de probabilidades (en cada parto) de transmitir el cromosoma afectado a sus hijos o hijas. Cuando el cromosoma afectado se transmite a los hijos de la madre, tanto los hijos como las hijas tendrán la enfermedad de Fabry.

Las mujeres con el gen defectuoso tienen el 50 % de probabilidades de transmitirlo en cada embarazo.

En el apartado de pruebas familiares se explica que conocer el patrón de herencia puede respaldar el diagnóstico de la enfermedad en otros miembros de la familia que podrían estar afectados por la enfermedad de Fabry.